templanza

post prudencia positivízate psicología en positivo psicólogos en valencia psicólogos en castellón
, ,

Fortalezas Personales: Prudencia

Las personas que desarrollan la prudencia son capaces de mantener objetivos a largo plazo mientras toman decisiones a corto plazo, además de saber elegir entre diversas alternativas para evitar tomar riesgos. Esta fortaleza se puede aplicar a cualquier área de vida ya que en todos los ámbitos podemos encontrar situaciones en las que tengamos que tomar la decisión que creamos más adecuada o con mayores beneficios. En este artículo verás qué es la prudencia, los beneficios que puede aportar a tu bienestar, algunos ejercicios para trabajarla, así como recomendaciones de películas o libros interesantes. Si quieres averiguar cuáles son tus fortalezas, realiza el Cuestionario VIA de Fortalezas Personales.

prudencia, artículos, positivízate, psicología en positivo, psicólogos en valencia

¿Qué es la Prudencia?

La prudencia es una orientación práctica hacia las metas futuras. Implica tener cuidado al elegir entre distintas opciones, no tomando riesgos innecesarios y manteniendo los objetivos a largo plazo en mente cuando se toman decisiones a corto. Las personas prudentes son individuos que supervisan y controlan su comportamiento impulsivo y anticipan las consecuencias de sus acciones. Esta fortaleza no es sinónimo de timidez, implica una perspectiva inteligente y eficiente hacia el logro de los principales objetivos en la vida.

11 Ejercicios para Trabajar la Prudencia

Ser prudente nos podría evitar problemas con las personas que nos importan o simplemente problemas que nos complicasen nuestra día a día y es que, la prudencia no sólo está relacionado con la comunicación personal sino también con cada una de las decisiones que tomamos cada día. Desde la Psicología en positivo se proponen estos 11 ejercicios para practicar la prudencia.

  1. Piensa dos veces antes de decir nada. Haz este ejercicio por lo menos diez veces a la semana y toma nota de sus efectos.
  2. Conduce con precaución y haz de la seguridad en las carreteras una prioridad, especialmente en las horas punta y los fines de semana o vacaciones.
  3. Retira todas las distracciones extrañas antes de tu próximas tres decisiones importantes. Tómate el tiempo necesario para despejar tu mente y recoger tus pensamientos.
  4. Consulta con tu pareja antes de tomar una decisión final sobre un tema que te afecta tanto. Sé consciente de la importancia de los consejos de las personas que te conocen bien.
  5. Visualiza las consecuencias de tus decisiones a largo plazo en uno, cinco y diez años. Tome estas consecuencias en cuenta al tomar decisiones a corto plazo.
  6. Haz un análisis de riesgos y beneficios antes de tomar una decisión final. Considera tanto los riesgos y beneficios intangibles como los tangibles.
  7. Toma decisiones importantes cuando estés relajado, y no cuando estés ansioso o deprimido. Si tienes que tomar un decisión bajo presión, toma unos segundos para respirar profundamente y despejar tu mente.
  8. Antes de hacer trampas o mentir sobre cosas triviales, pregúntate si necesitarás 10 mentiras más para ocultar la primera. Visualiza cómo la falta de honradez puede agravar el hecho en sí.
  9. Evita situaciones competitivas que por lo general terminan victorias y derrotas o en las que tú, o tus oponentes tienen poca oportunidad de ganar. En su lugar, busca situaciones que los resultados fomenten la cooperación y que ambos ganen.
  10. No dudes en consultar frecuentemente para garantizar que todos los detalles relevantes de tu próxima tarea importante estén cubiertos. Mantén listas cuidadosas y horarios.
  11. Evalúa la calidad, la eficiencia, y la sabiduría de tus tres próximos proyectos y anota los métodos de mejora. Considera cada proyecto dentro de un contexto más amplio.

formación psicología positiva positivízate psicología en positivo psicólogos en valencia psicólogos en castellón

Recomendaciones Bibliográficas sobre la Prudencia

¿Qué beneficios obtendrás desarrollando la Prudencia?

  • Facilitar el tomar decisiones acertadas en las diversas circunstancias de la vida.
  • Deliberar lo necesario sin precipitarse.
  • Saber pedir consejo.
  • Mirar las consecuencias de sus actos.
  • Tomar decisiones con la rapidez necesaria.
  • Tener mejores relaciones con las personas que nos rodean.
  • Aprender a ser generosos y perseverantes.

¿Con qué otras fortalezas se relaciona la Prudencia?

  • Capacidad de perdonar, misericordia.
  • Modestia, humildad.
  • Autocontrol, autorregulación.

Recomendaciones cinematográficas sobre la Prudencia

“La prudencia es un amor que elige con sagacidad”. San Agustín.