Entradas

post civismo fortalezas personales psicología positiva psicólogos en valencia psicólogos en castellón
, ,

Fortalezas Personales: Civismo

Las personas que desarrollan el civismo son capaces de cumplir con los deberes del ciudadano, de acatar las normas sociales y tener en cuenta al resto de personas para el buen funcionamiento de la sociedad. En este artículo verás qué es el civismo, los beneficios que puede aportar a tu bienestar, algunos ejercicios para trabajarlo, así como recomendaciones de películas o libros interesantes. Si quieres averiguar cuáles son tus fortalezas realiza el Cuestionario VIA de Fortalezas Personales.

artículo post civismo fortalezas personales psicología positiva psicólogos en valencia psicólogos en castellón

¿Qué es el Civismo?

El civismo también es conocido como responsabilidad social, ciudadanía o trabajo en equipo. Ciudadanía implica trabajar como miembro de un grupo para el bien común. Las personas con esta fortaleza son leales a las organizaciones de las que son miembros, piensan en los demás, están dispuestas a sacrificarse personalmente por sus vecinos. La fortaleza del civismo se manifiesta a través de un sentido de pertenencia y responsabilidad social cívica. Los buenos ciudadanos no son ciegamente obedientes, de hecho se esfuerzan por mejorar sus grupos.

14 Ejercicios para Trabajar el Civismo

(Adaptado de “340 Ways to Use VIA Character Strengths”)

Tan importante como saber qué es el civismo, es saber cómo trabajarlo. Desde la Psicología Positiva existen muy diversos ejercicios con los que podrás trabajar esta fortaleza y con los que tu civismo y tu bienestar se verán gratamente favorecidos. Estos son los 14 ejercicios sobre civismo más interesantes:

  1. Recoge la basura en las aceras y ponla en los cubos de basura. Si ves a alguien haciendo lo mismo, da las gracias y ofrécele ayuda.
  2. Implícate como voluntario en un proyecto de servicio a la comunidad en tu ciudad, en el que puedas encargarte de algo que se te dé especialmente bien. Encuentra nuevos amigos a través del voluntariado con los que compartir esa pasión.
  3. Media en una discusión de grupo y trata de lograr un consenso sobre un tema conflictivo. Independientemente de si se alcanza un acuerdo, habrás aprendido sobre el problema planteado gracias a los diferentes puntos de vista del resto.
  4. Ayuda al menos a una persona anualmente para que establezca metas y periódicamente revisa su progreso. Ofrecele ayuda y anímalo siempre que sea necesario. Si la persona necesita reciprocidad a cambio puede ayudarte a alcanzar una de tus metas.
  5. Pasa por lo menos media hora semanalmente limpiando una zona común. Lleva a un amigo y si alguien se detiene a mirar, ofrécele la oportunidad de ayudar.
  6. Decora un lugar común. Considera la posibilidad de pintar un mural, plantar flores, o la colocación de adornos navideños. Asegúrate de consultar con la comunidad de vecinos antes de hacer nada permanente.
  7. Juega a distintos deportes con tu ciudad o colegio. Fomenta un espíritu de competición amistoso para hacer a sus vecinos más cercanos.
  8. Inicia un club de alguna cosa que te interese en tu vecindario. Invita a la gente a participar, por ejemplo vecinos, amigos o conocidos.
  9. Lleva a alguien a trabajar regularmente. Piensa en tu coche, no como una posesión sino como un recurso que debe ser compartido.
  10. Inicia un jardín comunitario. Invita a cualquiera que quiera plantar flores o verduras a hacerlo.
  11. Dona sangre o conviértase en donante de órganos. Anima a los vecinos a hacer lo mismo.
  12. Busca algún puesto en una organización o club que reúna a gente de diversas culturas. Nota cómo las diversas culturas interactúan dentro de su comunidad.
  13. Sé voluntario para actividades tales como servir de hermano mayor, o para la construcción de una casa comunitaria. Anima a tus amigos y vecinos que cuenten con tiempo libre para que te acompañen.
  14. Pregunta a tus vecinos, especialmente los ancianos, si necesitan algo del supermercado. Haz que se sientan valorados y cómodos pidiendo tales favores.

formación psicología positiva positivízate psicología en positivo psicólogos en valencia psicólogos en castellón

Recomendaciones Bibliográficas sobre el Civismo

¿Qué beneficios obtendrás desarrollando el Civismo?

Cultivando cualquiera de la Fortalezas Personales propuestas por la Psicología Positiva, se puede obtener un mayor bienestar y a consecuencia, un nivel de felicidad mayor. El civismo te puede proporcionar emociones positivas, puede hacer que alcances tus metas por medios que anteriormente no habrías pensado, o incluso puede llevarte a mejorar tu relación con los demás. Algunos de los beneficios de trabajar el civismo pueden ser los siguientes:

  • Tomarás consciencia de las necesidades de los demás teniendo en cuenta su opinión.
  • Establecerás relaciones más sanas y más cercanas con otras personas dedicando más tiempo a los demás.
  • Generarás emociones positivas en los demás y en ti mismo/a realizando actividades placenteras.
  • Mejorar tu autoconcepto y con ello tu autoestima sintiéndote mejor contigo mismo.

Recomendaciones Cinematográficas sobre el Civismo

“Un país habrá llegado al máximo de su civismo cuando en él se puedan celebrar los partidos de fútbol sin árbitros”. José Luis Coll.